Esencialismo – Logra el máximo resultado con el mínimo esfuerzo.

  • Categoría de la entrada:Libros
  • Libro propedéutico para los cursos de “El Mundo del Yo”. Capítulo 1 del libro “El árbol de las ventas”.

Con este artículo, quiero que hagas tuyos unos conceptos para poder vivir y trabajar bajo una forma esencial. El estilo de vida esencialista es lo que Greg McKeown explica muy bien en su libro: “Esencialista”.

El objetivo principal del libro es aprender un método con el cual poder organizar nuestra vida en función de lo que realmente consideramos importante, y dejar de lado, todo lo que resultaría ser una pérdida total de tiempo. A veces resulta más fácil saber claramente lo que no queremos en nuestra vida más que tener claro lo que realmente deseamos lograr.

Con este primer paso podremos establecer lo que realmente NO queremos advenir. Es decir saber decir un claro y rotundo a lo que reputamos importante en nuestra vida, y decir no a todo lo que realmente no nos interesa o que no aporta ningún valor a nuestra vida.

                             “Hay que aprender a no contestar siempre sí a todo lo que la vida nos ofrece”

No podemos ser expertos en todo, y sobre todo, no será posible poderlo lograr todo. Nuestra existencia es limitada y el tiempo que tenemos a disposición hay que saberlo invertir en las pocas tareas vitales que nos ayudarán a lograr lo que realmente es importante. Mejor dicho, podrás hacer más cosas en tu vida concentrándote en menos. En tus tareas diarias el secreto es no añadir cada vez más, sino eliminar.

Te invito a hacer un repaso del día tipo (El árbol del tiempo) que te propongo en el capítulo 4 del libro El árbol de las ventas:

https://store.nellodangelo.com/product/el-arbol-de-las-ventas/

Si dices sí a todo lo que la vida te propone, estarás solamente alargando y desviando cada vez más tu camino hacia lo que realmente deseas realizar en tú existencia, con la clara posibilidad de terminar tirando más tiempo o perdiéndote en un intrigado y largo laberinto, que por pura casualidad del destino te has construido con tus propias manos.

                “No hacer nada o intentar hacerlo todo, los dos caminos te llevarán a no conseguir nada en tu vida.” 

esencialismo2

El camino del verdadero esencialista consiste en mantener siempre el enfoque en el rumbo de los pocos objetivos determinantes, para no abrir cada vez nuevos caminos y progresar solo en lo que realmente te interesa lograr en tu vida.

Esta nueva forma de pensar y de vivir nos ayudará además a disfrutar, no solo del premio  final marcado, sino también del largo viaje que nos brinda la vida.

                                                                             “Vivir una vida que no sientes tuya”

A todo esto hay que añadir otra interesante conclusión que establece qué, si no somos capaces de determinar nuestras prioridades, alguien más lo hará por nosotros. Recuerda lo que enseña el no aplicar la que yo llamo mi segunda frase mantra que dice:

                                                                             “Lo que no controlo me controla”

                                                                                      “La paradoja del éxito”

Hay que ser consciente que todo esto no es nada fácil ni automático. Y para poder lograr este resultado hay unas cuantas barrera inevitables contra las cuales chocaremos y que el autor define como la “paradoja del éxito”  que te voy a resumir en cuatro conceptos fáciles:

Fase 1: Tener claros cuales son nuestros propósitos, hacer menos pero hacerlo bien.
Fase 2: Preguntarse constantemente si estamos en el camino elegido, y si lo que estamos haciendo, merece la pena o no.
Fase 3: No perdamos tiempo en implementar cambios necesarios para lograr nuestros objetivos.
Fase 4:
 Será este el momento en el cual logrado los primeros objetivos nuestra atención se desviará otra vez en lo que realmente no es oportuno y esencial hacer, con la consecuencia de llevarnos a una serie de fracasos.

Numerosas tendencias se han combinado para crear el perfecto marco para el “No esencialismo”. Entre ellas destacan:

  1. Avanzar en el camino no siempre será fácil mantener el rumbo del buen esencialista. Esta fase los psicólogos la definen como “fatiga de las decisiones”. Cuantas más posibilidades se abren delante de nosotros más nos empujará el instinto siempre a aumentar que eliminar.

  2. Exceso de presión social. Al aumentar nuestras indecisiones participan también los demás con sus propias ideas y consideraciones a propósito. No siempre es fácil decir no y mantener nuestra línea esencialista.
  1. Desearlo, lograrlo y mantenerlo todo. Hoy más que nunca esta fórmula parece cada vez más oportuna, cuando realmente es la más peligrosa y dañina para toda nuestra existencia. Este sistema de forma unívoca aumenta en nosotros hacia el estado de estrés negativo y favorece a desequilibrar nuestro control del tiempo y de las tareas que nuestra misma agenda pueda mantener. Más que de prioridades se hablará de posibilidades, con la única consecuencia de hipotecar más horas de lo que disponemos. Sin darnos realmente cuenta veremos quemar toda nuestra energía por temas de poca importancia y descuidar por completo lo verdaderamente importante de nuestra vida.

 

                                “Vivir una vida más coherente” – “Haber dicho claro no en su momento”

El autor en su libro pone como ejemplo un estudio elaborado por  la enfermera australiana Bronnie Ware, que en su vida pasó mucho tiempo cuidando enfermos terminales.

La conclusión más evidente de esta pequeña investigación fue el evidenciar el fuerte arrepentimiento de los enfermos terminales en las últimas semanas de vida, en no haber podido vivir una vida más coherente con sus deseos y sus principios más que el haber hecho lo que los demás se esperaban de ellos. Una vez más la prueba de no haber tenido la fortaleza y el coraje de decir no al “no esencial” ha sido la cosa más importante de su propia vida. Un “esencialista” lo que hace es seguir los siguientes pasos:

I.- EXPLORAR Y EVALUAR. El primer objetivo es discernir entre lo trivial y lo vital. Para ello, el esencialista se pregunta ante cada opción: «¿Ésta actividad o esfuerzo va a suponer la mayor contribución posible que puedo hacer para alcanzar mi meta?». Es decir, antes de comprometerse, analiza las diferentes alternativas.

II.- ELIMINAR. No basta con responder a la pregunta anterior y determinar qué actividades y esfuerzos merecen realmente la pena, sino qué hay que eliminar activamente aquellos que no aportan lo suficiente. Peter Drucker, el gran gurú del marketing, decía: «Las personas son eficaces porque dicen que no, que algo no es para ellas».
Suprimir lo que no es esencial significa que tendrás que decir que no a alguien, y con frecuencia, ir contra las expectativas sociales. Necesitarás actuar con coraje y gestionar bien tus emociones.

III.- EJECUTAR. Una vez seleccionadas las actividades que vas a mantener, debes encontrar un sistema que te permita ejecutarlas con el menor esfuerzo y el máximo resultado. Vivir una vida esencialista supone tener una disciplina a la cual recurrir cada vez que tenemos delante de nosotros una decisión importante que tomar. Presupone actuar en base a unas elecciones minimalista para obtener el máximo resultado.

                                                                            “Menos pero mejor”

En total, a pesar de todo, solamente unas cuantas cosas son lo que determinarán el éxito o no en nuestra vida. Recordando la famosa ley de Vilfredo Paredo sólo el 20% de tus actividades/acciones serán las que  provocarán el 80% de los resultados deseados.

En el libro de El árbol de las ventas los capítulos 2 y 3 son en los que dedican a las 4 actividades básicas que se enfocan en  las 14 acciones diarias que te ayudarán a lograr cualquier tipo de objetivo inmobiliario. Para ello tenemos la agenda MYDARUMA agente y responsable, y el equivalente para un gerente o director son las 10 áreas claves teniendo también su propia agenda MYDARUMA para gerente/director o responsable de una empresa/agencia inmobiliaria.

https://store.nellodangelo.com/product/mydaruma-inmoagenda-para-agentes-la-agenda-inmobiliaria-basada-en-el-metodo-de-el-arbol-de-las-ventas/

esencialismo 3