fbpx

Si buscas resultados distintos, NO hagas lo mismo.

Hablando de resultados… Nunca es fácil reproducir por escrito las sensaciones y los estados de ánimo a la vuelta de nuestros viajes del “Sell-a-Bration” y cada vez convenimos, entre todos los participantes, que el mejor viaje siempre es el último.
¿Será verdad o solo es una sensación? Realmente hay que decir que en el grupo siempre se respira un aire muy especial y un gran feeling que cada año va a más.
Pero mis palabras están dirigidas no sólo a mis amigos participantes, sino también a los que nunca han realizado un viaje con nosotros, invitándoles a participar el próximo año para compartir esta experiencia personal y profesional tan enriquecedora .
Bajo el perfil profesional, tengo cada vez la sensación, una vez perdido el “efecto sorpresa”, que la distancia con la metodología americana en el Real Estate se vaya haciendo mas sutil, pero sobre todo a nivel de conocimientos…
En realidad, las diferencias entre el mundo del R.E. americano y español son principalmente dos y marcan todavía una gran diversidad: la mentalidad y el uso de las tecnologías utilizadas en el trabajo a diario.
La mentalidad americana no puede prescindir del sentido de la colaboración y la costumbre a compartir informaciones está a la base del éxito. Muchos de los profesionales que hemos encontrado no pueden ni imaginarse un mercado inmobiliario cerrado, donde no haya intercambio de informaciones…para ellos el uso de las MLS es pan de cada día, y no entienden como pueda moverse el mercado sin compartir las carteras de inmuebles… (¿será por esto que acabado el boom, cuesta tanto al mercado español volver a encontrar un nivel aceptable de fluidez?)
Me han impactado mucho por ejemplo, en la reunión organizada por Ines Hegedus Garcia,las palabras de su bróker que trabaja con un grupo de más de 100 agentes, se sorprendió mucho en saber que casi nadie de nosotros hace uso de una MLS en su trabajo…
Otra característica envidiable de los agentes americanos es el uso que hacen de la tecnología que es realmente imprescindible, y que tiene un efecto multiplicador en la eficacia de los servicios ofrecidos.
Pienso por ejemplo a la presentación de las 50 website en 50 minutos, website totalmente gratuitas y que ofrecen la posibilidad de activar interesantes acciones de e-marketing al fin de comunicar con miles de potenciales nuevos clientes y mantener el contacto con clientes ya fidelizados.
También muy original han sido el curso de home-staging de Martha Webb’s y las informaciones sobre cómo mejorar la técnica fotográfica y video de la imagen inmobiliaria, ad uso publicitario.
Yo creo que un aspecto verdaderamente envidiable de los profesionales americanos sea la atención en los detalles y la continua búsqueda de mejora del servicio, personalizando la metodología del trabajo, pero siempre colaborando y compartiendo. Algo bastante inusual para nosotros que siempre intentamos “robarnos” informaciones, cultivando nuestro interés particular de forma muy poco abierta.
En cambio ellos han comprendido que el desafío de la nueva economía premiará solo los que sepan trabajar abiertamente. “Compartiendo yo gano y tu ganas” y el negocio fluye para la ventaja de todos.
Ellos han comprendido que la diferencia no está en lo que hay, sino en como actúas a diario en tu trabajo, mejorando el servicio para nuevos clientes que traerán mas clientes…
Abriéndose al mercado, haciendo que circulen informaciones e ideas…
NUESTRA VERDADERA COMPETENCIA SOMOS NOSOTROS MISMOS Y LA NUESTRA INCAPACIDAD DE SUPERAR NUESTROS LÍMITES.
Nos cuesta cambiar, renovarnos, mejorarnos.
El mercado inmobiliario es tan grande que hay posibilidades para todo el mundo, con enormes satisfacciones profesionales y económicas para todos.
Hasta en los mejores años del “boom”, las agencias no llegaban a cubrir el 100% de las ventas realizadas. Hoy no se llega ni a un 40%.
Esto deja a las agencias un margen enorme de posibilidades, mucho más que en otros sectores de la economía. Quien lo comprenderá será seguro ganador en el futuro.
Cada día escucho quejas de agentes inmobiliarios que no ven futuro para su negocio… Cuando el verdadero problema es la incapacidad de cambiar. Siempre a este propósito pienso en A.Einstein que sugiere no volver a hacer lo mismo si queremos conseguir resultados diferentes…
Este viaje, que nos hace entrar en contacto directo con la realidad americana, siempre tan dinámica, me inspira cada vez esta sensación de horizontes abiertos… Pero hay que hacer un esfuerzo, una vez regresados aquí, para no olvidar la ilusión de aquellos días: el riesgo es volver a la rutina cantando la misma canción de siempre.
La verdadera “América” la tenemos aquí, donde el mercado nos ofrece espacios y posibilidades enormes. Pero hay que saber abrirse al cambio, sin miedo y con confianza hacia el nuevo.

Cerrar menú